En mi descanso vacacional al otro lado del charco ojeé en “El nuevo día” la siguiente noticia: El 90% de los billetes en EE.UU. contiene rastros de droga.

En el caso de EE.UU., la contaminación del papel moneda es todavía mayor en las grandes ciudades como Baltimore, Boston y Detroit, así como en la capital, donde se han encontrado restos de la droga en el 95% de los billetes en circulación.

Científicos de la Universidad de Massachusetts señalaron que los resultados de su estudio sugieren el amplio consumo de cocaína, el cual puede estar aumentando en algunas zonas.

Los científicos analizaron billetes procedentes de más de 30 ciudades de EE.UU., Canadá, Brasil, China y Japón y hallaron “pruebas alarmantes” del consumo de cocaína en muchas áreas, indicó el estudio.

Los niveles más altos fueron registrados en EE.UU. y en Canadá, con un nivel de contaminación en los billetes de entre 85% y 90%.

Niveles mucho menores, de entre 12% y 20%, se detectaron en China y en Japón.

Según Yuegang Zuo, quien dirigió el estudio, el alto porcentaje de dinero con rastros de droga en EE.UU. representa un aumento de casi un 20% c

omparado con una investigación similar realizada hace dos años.

Desde hace varios años se sabe que el dinero puede contaminarse con cocaína durante las ventas ilegales de la droga y, sobre todo, cuando se usan billetes para esnifarla.

Los restos de la droga también se propagan en billetes no usados en la cultura de la droga porque se procesan en máquinas que los cuentan y los contaminan.

Pese al alto porcentaje de contaminación, Zuo señala que la cantidad de droga encontrada en los billetes es tan pequeña que no existe peligro para la salud ni tampoco se enfrenta alguna dificultad legal por encontrarse en posesión de ese dinero.

Curioso, cuanto menos.

Anuncios