No sé si esta noticia ha sido producto de una resaca de Halloween o del Día de los Difuntos, pero el caso es que Facebook está planteando tener su propio ‘cementerio virtual’ para los miembros fallecidos.

Según relata este artículo, en lo más parecido a la versión online de un cementerio, Facebook cuenta ya con un lugar donde podrán encontrar descanso eterno los espíritus virtuales de aquellos que han pasado buena parte de su vida en la red social.

La popular red social, a la que ya pertenecen 300 millones de personas en todo el mundo, ha anunciado la creación de un espacio dedicado a la memoria de los usuarios que van pasando a mejor vida.

“Cuando alguien nos deja, no abandona ni nuestra memoria ni nuestra red social” escribió Max Kelly, responsable de seguridad de Facebook, en el blog corporativo de la empresa. “Para reflejar esta realidad -dijo- hemos creado la idea de ‘perfiles conmemorativos’ como un lugar donde la gente puede guardar y compartir los recuerdos de aquellos que han fallecido”.

No ha sido mala idea pensar en todos los contactos de las redes sociales o en los perfiles, como en el caso de Flickr, donde hemos colgado fotos irrepetibles y donde nadie podrá notificar nuestra desaparición. Esto mismo pensaron los creadores de algunas páginas como Slightly Morbid’ que permiten también crear una lista de personas a las que deseamos que se notifique que hemos fallecido o simplemente sufrido un accidente que nos impide acceder a la red.

Mike y Pamela Potter, una pareja de Colorado, tuvieron la idea de crear este servicio cuando un amigo al que sólo conocían en internet dejó de dar señales de vida. Los Potter dieron por muerto a su contacto, pero resulta que sólo estaba tomando unas largas vacaciones en un lugar sin acceso a la red.

Esto nos demuestra una vez más que estar desconectado de la red nos hace estar muerto, pero sólo del mundo virtual, de momento. Así que valoremos de nuevo el tomar la pastilla roja o la pastilla azul.

Anuncios