El otro día encontré una página en la que su autor ofrece un sencillo emulador basado en la tecnología de GoogleMaps, en el que puedes probar el devastador efecto de una bomba atómica.

Y hay unas cuantas. Desde “Little Boy” hasta el impacto de un asteroide, pasando por un explosivo ruso de 50 megatones. Curioso, pero intrigante.

Anuncios