Hace tiempo que llegaron a mi correo y creo que merecen un pequeño post en este blog.

Es un espectáculo que se extiende a través de un lago artificial de 400 metros de largo situado frente al Hotel Bellagio y generalmente dura entre cinco y 10 minutos. El show de las fuentes del Bellagio costó 40 millones de dólares y está equipado con 1.200 boquillas y 4.500 luces, lo que hace que sea la atracción acuática más costosa y ambiciosa creada por la compañía Wet Design. Las fuentes se hicieron mundialmente famosas gracias a la película “Ocean’s Eleven,” protagonizada por George Clooney, Brad Pitt y Julia Roberts.

En fin, con la escasez de agua que debe haber en pleno desierto de Nevada la pregunta es… ¿son una obra de arte o un colosal monumento al derroche?

Yo, en caso de dilema ético, y si acaso algún día me dejo caer por Las Vegas, me acercaré a “escandalizarme” mientras escucho a Andrea Bocelli.

Anuncios