He de reconocer que tengo aversión por la comida rápida, más concretamente por las hamburguesas, después de haber trabajado hace varios años en una cocina preparando tan suculento “manjar”.

Pero he de reconocer que después de ver estas otras hamburguesas, no me importaría lo más mínimo hincarles el diente:

Con un precio de 200 $ (unos 130 €) se jactan de haber elaborado la hamburguesa más cara del mundo. Los ingredientes incluyen carne de buey de Kobe, trufa blanca, un bollo de pan espolvoreado con azafrán iraní y trufa blanca, lonchas de jamón Pata Negra, pajitas de cebolla champagne cristal, vinagre balsámico de Módena de 25 años, canónigos, sal de roca rosa del Himalaya y mayonesa de vino blanco orgánico y chalota.

Sólo por el viajecito para atesorar tan preciados ingredientes hace que valga su peso en oro. Aquí las calorías son lo de menos.

Anuncios