Cada vez los efectos especiales en la gran pantalla son más espectaculares: seres increíbles, localizaciones de ensueño, explosiones y situaciones al límite… que muchas veces no sabemos cómo están elaboradas. -Sí. Por ordenador- solemos afirmar. ¿Pero hasta que punto somos conscientes de si lo que vemos es o no real?

Este vídeo me lo envió hace poco un amigo por correo electrónico, y muestra cómo muchos de las escenas que creemos verosímiles, no lo son. Parece que hay más trabajo de ordenador detrás de las series y de la gran pantalla del que imaginábamos. ¿Dónde quedarán esos decorados de Ben-Hur y de otras películas míticas?

Anuncios