Hoy tengo ganas de filosofar un poco.

Esta pregunta tan ocurrente ha sido una de las cuestiones más debatidas a lo largo de la historia por su trasfondo metafísico. Desde Aristóteles hasta Stephen Hawkin se han planteado la pregunta: ¿que fue primero, la gallina o el huevo?

Para mí está claro que primero fue el huevo por una razón de peso. Es como preguntarse si antes fue el mono o el hombre. Todos sabemos que antes de originarse la vida en la Tierra, ésta comenzó millones de años atrás en el mar. Los peces ya ponían huevos antes de que existiesen las aves.

El profesor John Brookfield, especialista de genética de la evolución de la Universidad de Nottingham (Inglaterra), a quien se planteó la adivinanza, dijo que la cosa estaba para él absolutamente clara.

El organismo vivo en el interior del huevo tenía el mismo ADN que el animal en el que luego se convertiría, por lo que “la primera cosa viva que podemos calificar sin temor a equívocos miembro de esa especie es el primer huevo”.

Anuncios