Leo hace poco en un correo electrónico que me enviaron y, así mismo, en la revista Muy Interesante el siguiente artículo sobre huevos.

En él se expone que cada huevo tiene impresos varios números y letras que nos dan una idea de dónde se ha producido y cómo.

No es un mito. El primer dígito de la cáscara nos revela la forma de cría de las  gallinas: el “0” significa que provienen de gallinas libres y alimentadas a base de piensos ecológicos, el “1” indica la proveniencia de gallinas camperas, es decir, libres y alimentadas con piensos naturales; los huevos con el número “2” son gallinas que han sido criadas en grandes naves, hacinadas horizontamente; finalmente, aquellos huevos que tienen un “3” como primer número provienen de gallinas hacinadas verticalmente, en jaulas.

En el supermercado, lo más habitual es encontrar huevos de gallinas criadas en jaulas, en lo conocido como hacinamiento vertical.

Las dos letras siguientes indican el país en el que han sido producidos y el resto de números pertenecen al código de identificación del productor.

Anuncios