Estos días he dejado un poco abandonado el blog. Ya lo sé. He tenido tantos líos y tantos viajes como para publicar unas cuantas entradas. Unos 18.120 kms. este mes lo avalan. ¡Y eso que sólo tuve una semana de vacaciones!

Ahora toca el descanso veraniego de verdad. El que espero que marque un antes y un después. Y es que tengo una deuda pendiente y una espinita con el Camino de Santiago, que comenzaré (o más bien retomaré) este domingo.

Esperamos llegar en 24 días si todo sale bien, así que dejaré de lado los post en este espacio por un mes. Delante nos quedan 600 km. que recorrer a pie con paciencia y disfrutando de cada tramo en la mejor compañía.

Hasta pronto.

Anuncios