You are currently browsing the category archive for the ‘Tecnología’ category.

Dicho y hecho. Concretamente se trata del prototipo Audi A9, y ha sido ideado por Daniel García, inspirado parcialmente en la arquitectura de Santiago Calatrava.

Esta creación tiene la peculiaridad de autorrepararse a sí mismo con ayuda de la nanotecnología, por lo menos en lo que a carrocería se trata. Permite reparar los daños y ajustar el color y la opacidad gracias a un sistema de pintura electrónica que cambia con sólo pulsar un botón.

El motor de este modelo sería híbrido y las baterías, de Ion-litio, estarían alojadas en las cuatro ruedas.

El caso que algo así me pareció verlo en alguna película de 007… ¿se podrá hacer realidad? Yo, por si acaso, voy a ir ahorrando…

Anuncios

Quedan pocas horas para el esperado alumbramiento de la nueva criatura de Google. El proyecto televisivo del gigante de internet, que se desarrolla en colaboración con Intel y Sony, podría ser presentado esta misma semana, según publica Financial Times.

A la largo de los próximos siete días podríamos asistir, por tanto, a la puesta de largo de Google TV, que hará realidad los sueños de muchos al permitir ver la televisión y navegar por internet de manera simultánea.

Este gigante no deja de sorprenderme lanzándose ahora al mundo de la televisión.

El diario Financial Times asegura que Google e Intel están ya preparadas para desvelar al gran público los pormenores de su acuerdo con Sony. Ya el pasado mes de abril se ha había apuntado a mediados de mayo como la fecha elegida por las tres empresas para presentar el proyecto.

Google TV, que se basará en el sistema operativo Android y en los chips de Intel, posibilitará que los espectadores vean la televisión y utilicen al mismo tiempo redes sociales como Twitter o Facebook. Casi nada.

Muchos ya hablan de revolución en el mercado televisivo. “Se trata de la mayor transformación desde el comienzo de la televisión en color”, aseguraba la semana pasada a algunos analistas el consejero delegado de Intel, Paul Otellini.

A finales del año 2009, más de 4.1 billones de SMS fueron enviados diariamente en los Estados Unidos de América y esta previsto que se duplique a finales de 2013.

¿Quién fue el inventor de estos mensajes cortos? Nada más y nada menos que la compañía finesa Nokia.

Curiosamente esta empresa quiso ayudar a los adolescentes de su país, que eran muy tímidos, a comunicarse con sus amigos mediante mensajes de texto, evitándoles así el que tuviesen que realizar una llamada.

Lo último de Google en tecnología Street View (o vista de calle, para un servidor) ya no pasa por esquiar por pistas  nevadas como la que no dejan en este enlace. El gigante de internet se ha sumado a las tres dimensiones. La conocida plataforma ha incorporado el modo 3D a las capturas de calles, plazas y avenidas de todo el mundo. El funcionamiento es bastante sencillo. Sólo se requieren una gafas 3D.

Un invento muy útil, por lo menos para mí. Me ha ahorrado tiempo, memorizar itinerarios y ahorrarme imprevistos al volante.

¿Pero cómo funciona? Existe en la actualidad una red de 27 satélites (24 operativos y 3 de respaldo) dedicados al posicionamiento global, en órbitas sincronizadas alrededor de la Tierra. Así, cualquier punto del globo está “cubierto” por varios satélites.

Para situar una posición, el GPS se basa en la triangulación, un principio matemático que determina la posición exacta de un punto conociendo las distancias de éste a otros tres puntos de ubicación conocida. Para ello sólo hay que trazar tres circunferencias imaginarias con centro en los puntos conocidos y cuyos radios coincidan con la distancia del punto a determinar. Las tres circunferencias se cortan en un único punto: la posición a determinar.

Así pues, en teoría, solamente es necesario conocer la posición de tres satélites (y su distancia al aparato receptor de GPS) para poder calcular nuestra posición. Esto parece fácil, pero su aplicación supone bastantes inconvenientes, entre los que el económico no es el menor. Pero todo se soluciona con la inclusión de la medición de un cuarto satélite y algunos cálculos correctivos.

Ahora bien… ¿cómo medimos la distancia de nuestro receptor a los satélites?

La distancia a un satélite se determina comparando el tiempo que tarda una señal de radio, que éste emite, en alcanzar nuestro receptor de GPS, con la misma señal generada en el mismo instante por nuestro receptor.

No obstante, a veces la atmósfera interfiere en el tiempo de llegada de la señal desde los satélites, pero ello se arregla con la inclusión de la medición a un cuarto satélite. Cualquier error debido a la sincronización de las señales (los satélites possen un reloj atómico, pero los receptores de GPS no) o a los factores atmosféricos afectaría a las tres medidas por igual, pudiendo dar un resultado erróneo. Si el error se ha producido, la cuarta señal no coincidirá con tal punto. Entonces, el receptor de GPS realiza un cálculo averiguando qué factor correctivo aplicado a las cuato mediciones las hace coincidir en el mismo punto. Y una vez lo ha hallado lo aplica, obteniendo así la posición correcta.

Un buen invento. Me ha guiado por numerosas ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Valencia… e incluso por otras europeas como Toulouse o Burdeos. Veremos que tal se porta estas vacaciones por tierras británicas.

Eso sí, tengo que decir como curiosidad que una vez le gané la partida. No sé si entré con él en una especie de vórtice espacial, pero el caso es que erró al identificar una pequeña localidad de la sierra que yo adiviné acertadamente.

Aún así, tengo razones más que de sobra para fiarme.

Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930